LAS SEIS LLAVES DE LA oclusión ÓPTIMA de andrews

Name:
Location: la paz, la paz, Bolivia

la paz bolivia villa el carmen avenida costanera numero 2

Friday, May 05, 2006

LAS SEIS LLAVES DE LA oclusión ÓPTIMA de andrews

LAS SEIS LLAVES DE LA oclusión ÓPTIMA de andrews


Andrews considero varios aspectos morfológicos, referentes a la corona dentaria y sobre los que se influye diariamente con los tratamientos oclusales como son la anulación, inclinación y rotaciones como aspectos dentarios individuales, y a los puntos de contactos y la profundidad de la curva de Spee, como aspectos más generales de los dientes ubicados en una misma arcada. Todos ellos, conforman las llaves de la oclusión óptima de Andrews.

1. Relación Molar:
La superficie distal de la cresta marginal distal del primer molar superior permanente contacta y ocluye con la superficie mesial de la cresta marginal mesial del segundo molar inferior.

La cúspide mesiovestibular del primer molar superior permanente ocluye en el surco ubicado entre la cúspide mesial y media del primer molar inferior permanente.

La cúspide mesiopalatina del primer molar superior ocluye en la fosa central del primer molar inferior.

2. Angulación de la corona e inclinación mesiodistal.
Los dientes ocluyen normalmente, la porción gingival del eje longitudinal de cada corona es distal a la porción oclusal del mismo. El grado de inclinación varia con cada tipo de diente.

Miller opina que esta angulación del resultado de fuerzas oriundas de la musculatura masticatoria. para strang, además de esta, las estructuras contráctiles que acompañan la función de la deglución y los planos inclinados cúspides ejercen marcado efecto en el posicionamiento mesiodistal del eje longitudinal de los diente, originando un componente de mesialización.
Andrews ejemplifica clínicamente la necesidad de obediencia a esta llave de la oclusión que, si no se sigue en la región de caninos, premolares y molares, provocara la falta de engranaje entre los dientes superiores e inferiores, ocasionando diastemas e inestabilidad oclusal.

3. Inclinación de la corona, torque vestíbulo lingual o labio lingual:
La inclinación de la corona es el ángulo entre una línea de 90 al plano oclusal y una línea tangente a la mitad de la superficie labial de la corona clínica.

a). Corona anterior de los incisivos central y lateral: En incisivos superiores, la porción incisal de la superficie labial de la corona es labial a la porción gingival.
En todas las otras coronas, la porción oclusal de la superficie labial o bucal es lingual a la porción gingival. En los modelos normales no ortodoncicos, el promedio del ángulo interincisal de la corona fue de 174°.
b). Las coronas postero superiores (depresión de las cúspides de los molares): La inclinación lingual de las coronas esta ligeramente más pronunciada en los molares que en los caninos
y premolares.

c). Las coronas postero inferiores (depresión de las cúspides de los molares): La inclinación lingual se incrementa progresivamente.

4. Rotaciones.
Los dientes pueden estar libres de rotaciones indeseables, si se rotan, un molar o un premolar, ocupan más espacio del normal, una condición indeseable para la oclusión normal , un incisivo rotado puede ocupar menos espacio que el normal 4. Las rotaciones de los dientes no sólo impide la correcta superficie de contacto oclusal antagonista, sino que modifica los puntos de contactos interproximales acercando superficies que no están preparadas para contactar y mantenerse recíprocamente. En consecuencia ponen en peligro la estabilidad de la forma del arco y actúan en detrimento de la integridad de la superficie dentaria desde el punto de vista higiénico.

5. Contactos Estrechos.
En ausencia de anormalidades tales como una genuina discrepancia de tamaño de los dientes, los puntos de contacto deben ser estrechos.

Hay una zona de contacto entre las superficies mesial y distal de dientes vecinos que se halla, aproximadamente en la unión del tercio inicial con el medio en los incisivos centrales y laterales superior y canino y cerca de los rebordes marginales en los premolares y molares. En los incisivos inferiores está en el borde incisal. Bucolingualmente el contacto está localizado de la mitad del diente hacia vestibular, exceptuando los molares superiores, en los que es más grueso y se encuentra hacia la mitad de la cara proximal.

6. Curva de Spee.
La observación cuidadosa de los arcos dentarios, cuando son vistos por vestibular, demuestra que las superficies oclusales no se adaptan a una superficie plana, sino ligeramente curva – cóncava al nivel de los dientes superiores.

Un plano oclusal recto debe ser la meta de un tratamiento. La medida va de la cúspide más prominente del segundo molar inferior hasta el incisivo central inferior, la curva no debe sobrepasar la profundidad de 1.5 mm en un paciente normal no ortodóncico.

a). Una curva de Spee profunda. Crea en un área más limitada para los dientes superiores, produciendo un desplazamiento de los dientes superiores mesial y distalmente.

b). Una curva de Spee plano. Es más receptiva para una oclusión normal.

c). Una curva de Spee invertida. Crea un espacio excesivo para los dientes superiores.
la curva de compensación depende de la trayectoria condilar, que sigue y se adapta a la configuración anatómica de la cavidad glenoidea, relacionándose con la forma y tamaño de las cúspides dentarias e inclinación axial de los dientes permanentes.